¿Qué debe hacer el “Estado”?

Neoliberalismo frente a intervencionismo Los neoliberales: El Estado no debe intervenir en la economía. La búqueda del beneficio de los dueños del capital a través del mercado, desparrama empleo y bienestar a los trabajadores. Los intervencionistas: El Estado tiene que intervenir en la economía para lograr una…

¿Qué es el “Estado”?

La economía y el conjunto de las sociedades modernas capitalistas están conformadas por una combinación de la actuación del sector privado —lo que llaman el “mercado”— y del sector público, formado por diversos elementos que en conjunto, para abreviar, se suelen denominar Estado1. En el…

La relación entre el Capital y el Estado

Hay diversas interpretaciones acerca de cual es la naturaleza del estado en las sociedades capitalistas. Las explicaciones principales son dos, la interpretación liberal y la interpretación de clase. La interpretación liberal, parte de considerar que la sociedad está formada por personas con igual capacidad de decisión y soberanía, que constituyen un sistema político, el cual tiene como objetivo principal el bienestar de todos sus ciudadanos y resolver los conflictos que se crean entre ellos. Esta línea plantea que el estado es una institución neutral entre las distintas personas y grupos que lo forman. Otra línea de pensamiento, la interpretación de clase, considera que, en la sociedad, las personas forman parte de distintas clases sociales, en la que unas dominan a otras y que el estado tiene como objetivo principal mantener la reproducción de este sistema para beneficio de la clase dominante.

Informe 08: La estrategia del capital

Informe 08: la estrategia del capital

Al iniciarse la crisis hubo bastantes personas de buena voluntad, críticas del sistema capitalista, que pensaron que la crisis podría suponer un cambio importante en éste y que permitiría, por lo menos, establecer algunos controles y regulaciones que contribuirían a paliar parcialmente algunos de los mayores desastres que el periodo del capitalismo neoliberal estaba causando desde los setenta. Era una esperanza muy ingenua y los hechos están demostrado que, por el contrario, el gran capital, tanto financiero como industrial, está aprovechando la crisis para realizar una muy profunda reestructuración del capitalismo en favor de sus intereses, que esta suponiendo un gravísimo deterioro en las condiciones de vida y trabajo de las clases populares, así como en sus derechos sociales, políticos y aún en los derechos humanos fundamentales.