La economía española

El Estado español tiene casi 43 millones de habitantes. Su economía está situada entre los 50 países más ricos del mundo, si bien dentro de éstos ocupa un lugar modesto. Según el Índice de Desarrollo Humano de las Naciones Unidas está en el lugar 19 del mundo. Su PIB per capita estaba en 2003 en torno a los 20.000 dólares (cambia algo según las diversas fuentes), siendo la media de los países de la OCDE (países ricos) de 23.000 dólares y la media de los países pobres de 3.850. En euros se puede considerar también que la renta per capita media está en torno a 20.000 euros (aunque la relación dólar/euro cambia con la cotización variable de ambos). La UE15, que es una de las tres regiones más ricas del mundo, tenía en 2003 una renta per cápita media de 24.300 euros, y la de UE25 21.400, siendo la de Alemania de 27.000 y la de Francia de 25.300 euros3. En la UE de 15, el Estado español está en el grupo de los países pobres, pero es la más rica de este grupo, por delante de Portugal y Grecia. En la UE de 25 el Estado español está por encima también de todos los nuevos miembros. La entrada de estos países ha hecho que España pase a una situación intermedia entre todos los países. Un mero efecto estadístico hace que el Estado español ya no esté entre los países más pobres de la UE, sin que por ello nuestro nivel de vida interno haya cambiado para nada.

Cataluña es una región rica dentro del Estado español. Antes estaba entre las primeras de la 17 comunidades autónomas, pero ahora está la sexta, ya que recientemente le han pasado por delante otras como Navarra o La Rioja.

Cómo se produce, cómo se distribuye y quien y cómo se beneficia de esta renta es lo que vamos a ver a continuación.

Notas

  • 3. Aquí se observan bien los problemas de la comparación de renta per capita dependiendo de las monedas. En 2003 el dólar estaba por encima del euro, y ahora es al revés, con lo que la comparación entre ambas cifras es casi imposible.