Glosario

Balanza comercial
Diferencia entre el importe de las importaciones y las exportaciones de bienes (del país con el exterior). Si las importaciones son mayores que las exportaciones se dice que hay un déficit. Si las exportaciones son mayores que las importaciones se dice que hay un superávit.
Balanza de cuenta corriente
Diferencia de los importes de las transacciones con el exterior en bienes, en servicios y en transferencias (ingresos o pagos sin contrapartidas) desde o al exterior. Si los ingresos son mayores que los pagos hay un superávit, si los pagos son mayores que los ingresos hay un déficit.
Balanza de pagos
La Balanza de Pagos mide las relaciones de la economía de un Estado con los demás países. En principio tiene que estar equilibrada, es decir, pagar al exterior, lo mismo que se recauda del exterior, pero esto es un equilibrio contable y sus diversas partidas- balanza comercial, por cuenta corriente, de capitales- pueden mostrar desequilibrios que muestran la situación real. Es necesario controlar lo que sucede en la Balanza de Pagos porque un país no se puede endeudar demasiado.
Costes salariales
Importe de los salarios más las contribuciones a la seguridad social. El coste salarial unitario es el coste salarial por unidad de producto, que depende del coste salarial y de la productividad (si al productividad aumenta, con el mismo salario, el coste salarial unitario baja)
Crecimiento económico
Se considera que la economía tiene que crecer, que quiere decir tener cada vez más actividad económica, que es lo que mide el PIB. En el capitalismo la economía tiene que crecer siempre para que los beneficios del capital crezcan y para que se genere empleo.
Déficit fiscal
Diferencia entre los ingresos y los gastos de las administraciones públicas. Se puede medir a distintos niveles: déficit del Estado o de cada comunidad autónoma, o del Estado + CC.AA, o Estado + CC.AA + Ayuntamientos. El Pacto de Estabilidad y Crecimiento establece un límite para el déficit total de las administraciones públicas, es decir, Estado + CC.AA. + Ayuntamientos.
Distribución primaria de la renta
La distribución de la renta (riqueza que se produce en un periodo de tiempo) entre los salarios (incluyendo las cotizaciones sociales) y los beneficios y las rentas, sin tener en cuenta la actuación del Estado. Es más un concepto contable que un concepto práctico, ya que los impuestos y los gastos del Estado están muy mezclados con las demás actividades económicas y la separación en la práctica es casi imposible.
Efecto estadístico en la UE.
En la UE hasta 2004 había 15 miembros que eran los que se consideraban para hacer las medias estadísticas. Cuando en 2004 entran diez nuevos miembros las medias tienen que incluir a los 25. Pero los 10 nuevos miembros son todos más pobres que los países que ya eran la UE 15, por lo que todas las medias económicas de medida de riqueza bajan, y suben las medidas de pobreza y desigualdad. De forma que los países de la UE-15 aparecen ahora como más ricos o menos pobres sin que haya cambiado para nada su situación real. En el caso de Estado español esto hace que la riqueza del país se aproxime más a la media de la UE que antes y que sus regiones pobres aparezcan por encima de la media de las comunitarias.
Externalización
Cuando una empresa contrata en el exterior, a otra empresa distinta, tareas que antes se ejercían dentro de la primera empresa.
Formación bruta de capital fijo
La parte de la riqueza del país en un periodo que no se consume sino que se dedica a aumentar la capacidad productiva: maquinas, instalaciones, edificios, etc. No se incluyen en este concepto aquellos gastos de producción que son gastos de materiales, materias primas, gastos de electricidad, etc. que se recuperan al vender el producto.
IBEX
Un índice de las cotizaciones en bolsa de un conjunto de acciones de valores conocidos e importantes.
Indicadores
La observación de la realidad económica y social es complicada. Se suelen utilizar para ello unos Indicadores que son unas variables concretas que se consideran útiles para describir lo que pasa en un país. Pero la selección de estos indicadores no es neutral. Según lo que se quiera ver de la economía y la sociedad, según a qué aspectos se les da importancia se eligen unos u otros indicadores. Por ejemplo: si se elige el indicador de evolución de los salarios para el empresario el que los salarios suban poco es bueno, para el trabajador es negativo. Si se mide la actividad económica, puede haber actividades que no aporten bienestar sino sean resultados de desgracias, como un incendio en el bosque, o todavía más, si se observa el aumento de productividad se puede concluir que esto es algo bueno – se produce más con menos trabajo – pero si este aumento de productividad es debido a un aumento en la intensidad del trabajo que recae en el trabajador, el resultado no sería lo mismo desde el punto de vista de éste. Y sería muy distinto si en vez de medir la productividad se midiera el grado de explotación. Es decir, que tenemos indicadores muy sesgados que reflejan la ideología dominante. A pesar de ello no nos queda más remedio que usarlos, porque no hay otros y construir indicadores no es cosa sencilla. Pero es importante que se conozcan sus limitaciones.
Inflación
Cuando los precios suben de forma general y permanente – todos los precios y de forma continua – se dice que hay inflación. En principio no es bueno para la economía que los precios suban (aunque puede ser válido dentro de determinados márgenes reducidos). Actualmente todas las economías tienen como su principal prioridad controlar los precios.
Macroeconomía. Elementos macroeconómicos de corto plazo:
Crecimiento: se considera que la economía tiene que crecer, que quiere decir tener cada vez más actividad económica, que es lo que mide el PIB – en el capitalismo la economía tiene que crecer siempre para que los beneficios del capital crezcan y para que se genere empleo.
Empleo: la economía tiene que proporcionar empleos necesarios para la gente que necesita ganarse la vida con su trabajo.
Control de precios: en principio no es bueno para la economía que los precios suban (aunque puede ser válido dentro de determinados márgenes reducidos). Cuando los precios suben de forma general y permanente- todos los precios y de forma continua- se dice que hay inflación. Es necesario controlar la inflación, o lo que es lo mismo, el aumento de precios.
Equilibrio de la Balanza de pagos: la Balanza de Pagos mide las relaciones de la economía de un Estado con los demás países. En principio tiene que estar equilibrada, es decir, pagar al exterior, lo mismo que se recauda del exterior. Aunque hay que matizar mucho este punto, sí que es necesario controlar lo que sucede en la Balanza de Pagos.
La importancia que se concede a cada uno de estos elementos cambia con el tiempo y las circunstancias, especialmente con la correlación de fuerzas políticas. Actualmente, la política económica neoliberal concede la máxima importancia al control de la inflación, aunque eso suponga que disminuye el crecimiento y el empleo. El control de la inflación es más importante para el capital, mientras que el empleo es más importante para los trabajadores.
Neoliberalismo
Son las estrategias y políticas económicas que se desprenden de una concepción de la economía que considera que los derechos de propiedad (privada), mercados sin regulaciones (públicas) y precios estables son las condiciones necesarias y suficientes (bastan) para el bienestar económico y social. Estas estrategias son fuertemente favorables al capital y perjudiciales para los trabajadores pero son
las que dominan la economía mundial desde los últimos años setenta.
OECD (o OCDE)
Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico. Organismo internacional que reúne a los cincuenta países más ricos del mundo.
Oligopolio
Existen los oligopolios cuando en un sector de producción, por ejemplo el automóvil o las grandes superficies, operan unas pocas empresas que lo controlan. Esta estructura productiva facilita que las empresas se pongan de acuerdo y puedan pactar fácilmente entre sí.
Paridad de poder adquisitivo (PPA)
Hay muchas formas de comparar los niveles de vida de distintos países (¡en alguna ocasión hasta lo han hecho comparando el precio de las hamburguesas en los mismos¡) El problema reside en que hay distintas monedas y distintas costumbres, diferentes mercancías, diversos hábitos alimentarios y de consumo… Esto dificulta las medidas y sobre todo las comparaciones entre países distintos. Actualmente se utiliza mucho la medida basada en la ‘paridad del poder adquisitivo’ (PPA) que ajusta los distintos ingresos de los diversos países a las capacidades adquisitivas relativas de las diferentes monedas en cada país. Es decir, se calcula el coste de adquisición de una cesta de los bienes y servicios habituales (representativos) de cada país y se comparan entre sí. Esta medida que es un
avance hacia el realismo, sin embargo, también presenta un problema y es que las diferencias entre países son menores con este procedimiento que con otros indicadores. Lo cual es una ventaja para que no se perciban las enormes diferencias que hay entre países. Por ello, aunque ahora se utiliza este indicador de forma casi generalizada no se puede ignorar este efecto ‘políticamente correcto’ que
tiene.
PIB
Se entiende por Producto Interior Bruto – PIB – la suma de toda la actividad económica de una comunidad – país – que tiene un valor comercial, en un periodo de un año. El PIB es una medida bastante arbitraria pues incluye unos aspectos y no otros de las actividades y su valoración es también arbitraria, porque hay actividades que se miden de forma distinta a otras (‘la producción de los
servicios públicos – profesor, medico,… – se mide por su coste, mientras que la de las mercancías incluye el beneficio). Se puede, y se debe, criticar mucho el PIB como una medida muy poco satisfactoria, pero de momento es una convención utilizada en todo el mundo que también nosotros utilizaremos. El PIB total es todo lo que se produce en un país que tiene un valor comercial. PIB o Renta per capita (por cabeza); estadísticamente se suele presentar más frecuentemente la Renta Nacional Disponible: renta media disponible por cada habitante de un país (producto o renta no es exactamente lo mismo, pero en el contexto de este trabajo se pueden utilizar como similares). Estas
medidas no quieren decir que cada habitante dispone de esta cantidad, sino que como media se produce/dispone esa cantidad por persona. La distribución de esta riqueza es muy desigual, por lo que no todas las personas disponen de esta cantidad: muchos disponen de mucho menos, otros disponen de mucho más.
Población activa
Población en edad de trabajar que quiere trabajar (la que esta ocupada + la que busca empleo)
Población ocupada
Población que tiene empleo. Pero la cuestión está en como se mide el tener un empleo. Actualmente se considera ocupada a toda persona que haya trabajado por lo menos una hora la semana anterior a la realización de la Encuesta de Población Activa. Lo que en nuestra opinión difícilmente se puede considerar ‘empleo’. Pero de esa forma la población ‘ocupada’ crece y la tasa de paro es menor.
Pobreza
Siempre y en todas partes han existido personas y grupos sociales que no alcanzaban el nivel medio de vida de la mayoría de la población y eran considerados pobres. Estas personas y grupos eran pobres a causa de patologías que les afectaban (no tenían empleo, estaban enfermos, eran vagos…). Actualmente, sin embargo, además de estos pobres, digamos debidos a los ‘accidentes sociales y
personales’ aparecen personas y grupos de población pobres como condición normal de las sociedades. Es decir personas que trabajan, que no presentan ninguna característica personal patológica, pero que con sus ingresos no alcanzan para cubrir sus necesidades elementales. Son los pobres que ha creado esta sociedad actual, y que algunos llaman ‘los nuevos pobres’.
Pobreza, medición de
La generalización del fenómeno de la pobreza ha despertado el interés en cómo medirla. Algunas instituciones internacionales han establecido medidas que señalan los umbrales de pobreza. Es decir, indican el volumen de ingresos necesario para que una persona o familia no se pueda considerar pobre. Los que estén debajo de este nivel de ingresos son considerados pobres. La pobreza se considera siempre un fenómeno relativo. Es decir se tiene que medir según el nivel de una sociedad determinada. Seguro que un pobre europeo tiene muchos mayores ingresos que muchos habitantes de clase media africana, pero eso no le hace al primero sentirse menos pobre en su propia
sociedad. Por eso para medir la pobreza se recurre a medidas en relación con los ingresos medios de su propia sociedad. La UE estableció una medida de pobreza personal señalando que era pobre la persona que obtuviera como ingresos totales la mitad (50%) de la renta per capita de su propia sociedad. Los que reciben por debajo del 25% de la renta per capita están sometidos a la pobreza severa. Más tarde se cambio y en vez de considerar la mitad de la renta per capita, que es la media de la renta de la sociedad se pasó a considerar el 50% de la mediana (otra medida estadística que señala el punto en que hay tantas observaciones por debajo como por encima de esta mediana). Es Curioso que esto disminuye el número de pobres. Y todavía más tarde, en 1998 se eleva el nivel del 50% al 60% y se establecen medidas a nivel familiar (de modo que el primer adulto cuenta como uno, el segundo por 0,5 y los niños 0,3 modificando a la baja estos índices). Es decir, se manipula la forma de medir pobres para que no haya tantos. Aún con estos índices manipulados en torno al 18% de la población en
España es pobre.
Producción
Las necesidades materiales de una sociedad se cubren por medio de la producción de los bienes y servicios que necesitamos para vivir. En el capitalismo, el proceso de producción tiene lugar en empresas que son propiedad de los capitalistas, que contratan a los trabajadores mediante un salario, para que produzcan las mercancías que los capitalistas quieren vender. De esta forma el capital
obtiene sus beneficios y emplea a los trabajadores, que perciben un salario, que les permite comprar las mercancías que producen. Por todo ello el proceso productivo es clave para entender como funciona una sociedad, ya que es donde se produce lo que necesitamos y la forma en que la mayoría de la población se gana la vida.
Las empresas se pueden clasificar de muchas formas: por el sector en el que operan – industria, construcción, agricultura, servicios…- por las mercancías que producen – que pueden ser productos materiales – maquinas, cemento, electricidad, zapatos, ropa, alimentos…-, o servicios – bancos, ocio, sanidad, educación, etc., por su dimensión – pequeñas, medianas, grandes -, por la forma de propiedad de su capital – familiares, sociedades, cooperativas, públicas o privadas…- o por el país de origen de sus propietarios – españoles o extranjeros… La composición de las empresas, es decir, la combinación concreta de todas estas variables, tiene importancia para la actuación de las empresas en muchos aspectos: política de producción, laboral, tecnológica, etc.
Productividad
Productividad por trabajador: Relación entre el valor total de lo producido y el número de trabajadores. Productividad por hora: Relación entre el valor total de lo producido y el número de horas trabajadas Con frecuencia la economía convencional utiliza también la expresión productividad del capital queriendo significar el producto obtenido por unidad de capital invertido, pero este es un concepto falaz pues está demostrado que es imposible medir la productividad del capital. Nosotros nunca haremos referencia a ‘la productividad del capital’ porque nos parece un concepto falso. El concepto de productividad se utiliza mucho por la economía convencional pero tiene que ser usado con mucho cuidado, en primer lugar porque medir el producto total es muy complicado (véase el
comentario sobre la medición del PIB), en segundo, porque una mayor productividad no significa siempre una situación mejor, sino que puede suponer un cambio en la intensidad del trabajo, etc. No obstante, aún conscientes de los muchos problemas que plantea, por las mismas razones que con la medición del PIB lo utilizaremos en ocasiones.
Productividad y competitividad
Aunque están estrechamente relacionados no hay que confundir ambos conceptos. La productividad se refiere a la capacidad de producción por trabajador, por persona o por hora, mientras que la competitividad – que tiene los mismos inconvenientes para ser medida que la productividad – se refiere a la posibilidad de que un producto pueda ser producido o vendido más barato que otro, o una empresa pueda vender sus productos en mejores condiciones que otras. La competitividad supone comparación entre dos elementos- producto, empresa, a veces incluso se habla de la competitividad de un país que es un concepto erróneo – mientras que la productividad es la relación entre el producto que se obtiene por trabajador u hora trabajada, sin compararlo con otro. Una empresa puede aumentar su productividad – si los trabajadores producen más que antes – y no aumentar su competitividad – si las empresas con las que tiene que competir aumentan más que ella su productividad.
Renta familiar bruta disponible
Es otra medida de los ingresos de que disponen las familias. Suma todos los ingresos recibidos por las familias por todos los conceptos (salarios, beneficios, rentas y transferencias) y le resta los impuestos y las cotizaciones sociales pagados por esas familias. Si le añadimos el importe neto recibido o pagado al extranjero tenemos la Renta familiar bruta nacional disponible. Si la dividimos por la población tenemos la renta familiar bruta nacional disponible per capita.
Riqueza y renta
Riqueza es el patrimonio propiedad de una persona o un colectivo que le permite disfrutar de una renta. Renta es la riqueza que se genera en un periodo de tiempo y que se puede gastar sin que se altere la riqueza básica que permite generarla. Por ejemplo, una persona puede ser propietaria de una empresa o una casa que vale 1 millón euros – riqueza – con lo cual puede obtener al año una renta de 100.000 euros. Aunque gaste esta renta sigue teniendo la casa, riqueza, al año siguiente, lo que le permite obtener de nuevo una renta.
Sistema productivo
Se refiere a la organización de la producción en un país. Formada fundamentalmente por las empresas. Tradicionalmente se dividía este sistema productivo en tres grandes sectores: el sistema de producción agraria, la industria y los servicios. Actualmente, sin embargo, a causa de las nuevas tecnologías y las nuevas formas de organización de la producción esta distinción esta quedando obsoleta y sirve de poco. Por eso preferimos utilizar la expresión ‘sistema productivo’ para referirse a cualquier empresa que produce bienes y servicios en un país sin distinción de sectores, así como a las instituciones privadas y públicas que la soportan. No obstante, todavía en algunas ocasiones, sólo en ciertas ocasiones, dejaremos fuera las explotaciones agrarias porque presentan algunas características distintas al resto de las empresas.
Tasa de actividad
Relación entre la población activa y la población en edad de trabajar (16-65 años en el caso de Estado español ahora)
Tasa de paro
Relación entre la población ocupada y la población activa. Se suele medir de diversas formas. Paro registrado: cuenta las personas paradas que van a inscribirse en la oficina de empleo. Como muchas personas paradas, desanimadas, no van a inscribirse esta medida subvalora la tasa de paro. Según Encuesta de Población Activa (EPA): tomando la población ocupada que explicamos en el apartado anterior se compara con la población activa y el cociente es la tasa de paro. Aunque también subvalora el paro real, porque cuenta como ocupadas a muchas personas que trabajan menos de la jornada normal, es más adecuado que el paro registrado.
En equivalente de jornadas laborales completas: se calcula el número de horas reales que trabaja la gente y se divide por la jornada normal, lo que nos daría la población ocupada en jornadas completas. Esta se compara con la población activa para hallar la tasa de paro. Sería la medida más adecuada, pero se usa muy poco y, sobre todo, se publica muy poco porque la tasa de paro que resultase sería mayor.
Zona euro
En la UE al establecerse la moneda única –el euro- no todos los países que formaban parte de la UE aceptaron formar parte del mismo. Sólo 12 países han establecido el euro (Grecia se unió más tarde) , y estos son los que forman la zona euro. Los otros tres países quedaron fuera –Inglaterra, Suecia, y Dinamarca- y ahora los nuevos diez miembros de la UE también están fuera de la zona euro.